Arte visual Entrevista

CARLA PRATTO: “ESA NIÑA INTERIOR QUE NO LOGRÓ EXPRESARSE DE MANERA GRATA EN EL PASADO, AHORA PUEDE HACERLO SIN PREJUICIO”

· · ·

Todo pintor pinta la cosmogonía de uno mismo, dice Dalí y agrega: “Rafael pinta la cosmogonía del Renacimiento, Dalí pinta la era atómica y la era freudiana, cosas nucleares y cosas psicoanalíticas.” En Fabularia queremos saber, acera de qué cosas pinta ella: Carla Pratto.

Si hiciéramos un viaje en retrospectiva hacia los orígenes de tu producción plástica, ¿a dónde nos llevaría?, ¿cuándo comenzaste a dar tus primeras pinceladas?

Carla: Viajaríamos hasta mi niñez, donde pese a mis esfuerzos los resultados eran malísimos (risas). No es por tirarme abajo, porque si había algo que yo en verdad quería por ese tiempo era “pintar lindo” pero no lo conseguía, era desprolija, no tenía proporciones en absoluto. Fue por entonces que aparece ese deseo de poder pintar.
Mucho tiempo después, al llegar a la facultad, empecé a tener picos de estrés altos, estaba haciendo mis prácticas y retomé la pintura a manera de descarga, era para mi una forma de relajarme, cuando caí en la cuenta de que conecté con esa niña olvidada que dibujaba mal, pero, con la diferencia de que esta vez pude encontrarle un estilo a mi dibujo poco proporcionado. Al principio todos eran en negro, no me animaba a los colores, hasta que un día le robé unas tintas chinas a mi hermana y más que el color me enamoré del olor, ahí empecé con perseguir el olor a óleo, al acrílico, a la tinta china, pues, me daban una sensación de paz y tranquilidad muy linda. Todo esto siempre en un ámbito de intimidad, poco a poco, comencé a destaparme y a mostrarles a mis amigos, mi familia, compañeros de la facultad, y sus buenas críticas sirvieron como un impulso inmenso para poder reivindicar a esa niña interior que no había logrado expresarse de una manera grata en el pasado y ahora podía hacerlo sin prejuicios.

930a67_94088ae97c1940dda14a0ced3da3fe7a~mv2

“Encontrarme sentada frente a un papel o lienzo y empezar a descubrir lo que salía, era más que la invitación a un juego, un reto que revelaría lo que había en mis adentros.”

¿De dónde proviene ese interés por generar un lenguaje visual? ¿Cuáles son tus Influencias?

C: Siempre me gustó la pintura, mi mamá pintaba de una manera excelente, ella tenía libros sobre pintores, así conocí los nombres de Botero, Van Gogh, Monet, Rembrandt, Picasso, Carlos Alonso – a mi parecer, el mejor pintor argentino. Si bien entiendo que nada tienen que ver ellos con el estilo que hay en mis obras, la admiración existe. Cuando empecé a investigar por mi cuenta a otros artistas me topé con Dalí que me cambió por completo la cabeza, más allá del movimiento surrealista al que pertenece, su forma de ver al mundo es en verdad maravillosa, motivo por el cual lo considero mi artista predilecto. Por la misma época, me puse en contacto con Miró, Klimt, más tarde, con el exquisito Mark Ryden. Repito, no puedo hablar de ellos como influyentes, lo mío pasó más bien por querer experimentar y retomar algo que tenía pendiente: esa loca necesidad de encontrarme sentada frente a un papel o lienzo y empezar a descubrir lo que salía, era más que la invitación a un juego, un reto que revelaría lo que había en mis adentros después de tantos años de ser una niña desprolija.

¿Cuál es tu técnica de trabajo?

C: Admito que lo mío es una técnica casi infantil. Utilizo acrílico, en general. Me valgo también, de algunos objetos que yo considere que suman a la totalidad de la obra, por nombrar algunos: cintas, botones, figuritas, juguetes chiquitos.

930a67_1bf12e2f064c4b23819dda57d25fed56~mv2

“Los ojos de estas niñas son hiper curiosos, ojos que buscan respuestas. Son ellas todas buenas y saben guardar bien los secretos. Es ahí donde, como en toda obra de arte, comienza el diálogo con el espectador, en el hallazgo de cualidades y mensajes que ni yo los sabía y que van siendo descubiertos por la mirada del otro.”

Hay una comunicación evidente entre tus cuadros, como si todos provinieran del mismo mundo. Los personajes poseen un aura especial, de armonía si se quiere, y sus miradas transmiten calma. ¿Cómo surge el concepto de estas obras en serie?, ¿cuál es la intención puesta detrás de cada uno de ellas y qué nos vienen a decir con su presencia?

C: A decir verdad, tengo una especie de conflicto con las obras en serie, porque no existe posibilidad de que les encuentre un cierre. Lo que yo tengo es mucha libertad en la composición, no me rijo estrictamente por parámetros academicista porque no tengo una educación a priori en artes visuales, entonces, me pasa que el concepto de obra en serie me limita un poco, lo entenderán por completo al visitar una muestra de mis obras lograda siempre en conformación por una serie abierta con personajes que se han escapando de series anteriores.
Con respecto a los personajes y su procedencia, es cierto que provienen de un mismo mundo y que, además, son en su mayoría chicas, “mis chicas”. Esto se debe a que mi trazo y pincelada se inclinan siempre hacia lo femenino. Los ojos de estas niñas son hiper curiosos, ojos que buscan respuestas. Son ellas todas buenas y saben guardar bien los secretos, es ahí donde, como en toda obra de arte, comienza el diálogo con el espectador, en el hallazgo de cualidades y mensajes que ni yo los sabía y que van siendo descubiertos por la mirada del otro.
Otra característica que las identifica es el uso de peinados raros que representan fantasías, deseos y pensamientos un poco enredados, aunque siempre de colores. Es verdad que son poseedoras de cierta armonía, son presencias que observan pero no invaden y allí puedo descifrar una intencionalidad quizá más precisa, en lo barroco, en el sentido de que pongo en la obra “todo lo que tengo” sin olvidar la cuota de sobriedad que en definitiva viene a ser la mezcla que se haya en mi propia personalidad.

(el arte) “Lo considero como un proceso curativo tanto para el creador como para el espectador que es el que le otorga sentido, al mismo tiempo, que resulta ser benefactor de las más íntimas respuestas.”

Hoy en día se habla mucho del arte-terapia, o arte terapéutico, ¿qué hay de cierto en la idea de poder sanar conflictos emocionales a través de la creación artística? ¿Cómo vivencias la experiencia de ser creadora?

C: Considero que cualquier tipo de expresión artística guarda en sí misma, como destino o devenir, un resultado terapéutico. De hecho, muchos artistas famosos han encontrado un salvavidas en la manifestación de su propio arte. Definitivamente, lo considero como un proceso curativo tanto para el creador como para el espectador que es el que le otorga sentido, al mismo tiempo, que resulta ser benefactor de las más íntimas respuestas.
Los practicantes del arte, somos personas que caminamos en la búsqueda constante de sanar algo, en ese sentido, el arte-terapia viene a otorgarnos herramientas valiosas, con las que me he puesto contacto a través de mi hermana, quien se está formando en esta disciplina.

930a67_aae0fe6206284a52a8d0aeb6e16cc281~mv2

¿Qué mensaje te gustaría dar a todos aquellos que están tras la búsqueda de hacer crecer su propio lenguaje artístico?

C: Mi mensaje sería que pongan en práctica cualquier forma de expresión con la que se encuentren y sientan que les hace un bien. Simplemente háganlo, sin tapujos ni prejuicios, por el mismo placer de hacerlo. ¡Exploren! Ahí está la clave. ¡Experimenten! Por ejemplo, asistiendo a eventos donde puedan sentir y estar en contacto con el arte. Vayan a museos, muestras, recitales, performances; vean películas, lean mucho, escuchen música.
Ahora bien, como “pintante” (porque no me reconozco como pintora) los invito a que se ensucien las manos, la ropa, el pelo y que al levantarse noten que hasta sus zapatos llegó a teñir la pintura y saboreen esa inefable satisfacción de ver enfrente suyo la aparición de algo que fue creado por ustedes mismos.
Antes de despedirme quiero agradecer en especial a mi familia (Walter, Luciana, Samantha, Valentino, Cielo), a Cinthya que está en Buenos Aires y en general a todos mis seres queridos, que son los que creyeron en mí, que me alientan y están conmigo porque son mi motor y mi impulso para seguir pintando. Así como también a la gente que disfruta y compra mi arte y a los que no, también doy gracias porque en ellos está mi desafío.
Los dejo con este documental que se llama Dimensión Dalí el cual se los súper recomiendo.

 

Por: Carla  Fabiana López


 

0 comments on “CARLA PRATTO: “ESA NIÑA INTERIOR QUE NO LOGRÓ EXPRESARSE DE MANERA GRATA EN EL PASADO, AHORA PUEDE HACERLO SIN PREJUICIO”

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s