Literatura

POR BRENDA CENA: EL CURIOSO JUGUETE RABIOSO DE ARLT

De las contadas veces que me ha tocado transitar por Flores me resultó inevitable dejarme embrujar por sus calles y sus esquinas, donde cada fachada cuenta una historia con un lenguaje arquitectónico diferente, desde art decó, art nouveau, academicismo hasta las típicas casas neocoloniales. Desde el momento en que inicio el recorrido, trato de hallar en los rostros que me cruzo a los hombres sensibles de Flores de Alejandro Dolina, a Julio Cortázar, a Juan Moreira, a Baldomero Fernández Moreno y hasta al Papa Francisco, todos atravesados por la magia de Flores. Pero de todos los rostros, hay uno que busco en particular, y es el del escritor de El juguete rabioso, Roberto Arlt. Durante mucho tiempo los críticos y académicos literarios dijeron de él que escribía mal, que poseía faltas de ortografía, y contrastaban su producción- producto de una escasa educación primaria- con escritores que habían sido educados en Europa como Jorge Luis Borges, Eduardo Mallea, Adolfo Bioy Casares o Silvina Ocampo.

El Juguete rabioso es la primera novela de Roberto Arlt (‘el chico del apellido difícil’ como lo tildaban sus maestros y que él mismo recuerda en sus Aguafuertes), fue publicada en 1926, pero llegó a mí en 1985, en una versión de tapas añejas y se convirtió en una de esas lecturas que ayudan a cruzar umbrales. Subir al colectivo, para volver de la escuela a casa, implicaba un viaje doble. El regreso era fascinante, totalmente sumergida en la historia de un tipo que me habría una puerta a su vida y me permitía recorrer escenarios urbanos y barriales por los que no había transitado nunca, pero que se parecían de alguna manera al mío. El boleto del colectivo me servía para marcar el capítulo donde había quedado, hasta el día siguiente, en casa no exhibía esa lectura porque mis padres consideraban que era un escritor tóxico, poco digerible, y el ejemplo de todo lo que no se debía hacer.

“Es un relato autobiográfico de Roberto Arlt, casi un diario de vida de un vagabundo, un hijo de inmigrantes europeos muy pobres, que por momentos vivió como extranjero en su propio hábitat.”

Para muchos la novela que tiene como protagonista a Silvio Astier es un relato autobiográfico de Roberto Arlt, casi un diario de vida de un vagabundo, un hijo de inmigrantes europeos muy pobres, que por momentos vivió como extranjero en su propio hábitat. No olvidaré a Silvio, el juguete rabioso, el adolescente de dieciséis años, que me permitió descubrir un mundo adulto injusto. Silvio cuenta con pocas herramientas, es un joven semi-analfabeto, inmaduro, pero con una fuerza que lo desborda, así lo confiesa al lector, luego de traicionar al rengo: “Yo no soy un perverso, soy un curioso de esta fuerza enorme que está en mí (…) Yo creo que Dios es la alegría de vivir. ¡Si usted supiera! A veces me parece que tengo un alma tan grande como la iglesia de Flores… y me dan ganas de reír, de salir a la calle y pegarle puñetazos amistosos a la gente…”.

“Me gusta pensar en Arlt como el primer punk de nuestra literatura, muchos lo denominan así porque consideran que fue un escritor que se destacó por una actitud independiente y contracultural.”

Él sueña con liberarse de la opresión y la escasez en la que vive, como un Virgilio de sus zonas oscuras, sigue invitando a atravesar límites, romper pactos, traicionar, mentir como una de las pocas maneras de trascender los círculos de la marginalidad. Fue así como desde una lectura apasionada e ingenua, experimenté con El juguete rabioso, novela de aprendizaje (1), una de mis primeras novelas de pasaje.

930a67_443f0c57412746b28b55a1a2e9dff748~mv2-1.jpg

Para Haro Ibars (2), Silvio estaría dentro de la categoría de los héroes trágicos, porque este personaje es consciente de la inmensidad del destino al que nada escapa, y sin embargo Silvio lucha, no baja los brazos. Es un héroe en un contexto en el que las reglas no son el móvil ético de la acción, sino la supervivencia. Lo heroico está en que a pesar de que su futuro es oscuro, poco esperanzador, Silvio no deja de pensar que puede progresar, salir adelante, aunque el camino no esté plagado de conductas ejemplares. Esa zona gris que no había hallado antes en otras lecturas me la brindó la lectura de Roberto Artl a través del relato de Silvio Astier.

Me gusta pensar en Arlt como el primer punk de nuestra literatura, muchos lo denominan así porque consideran que fue un escritor que se destacó por una actitud independiente y contracultural. Logró hacer frente a una élite cultural que lo catalogó de mal escritor e instaló un uso del lenguaje que parece descuidado, crudo y agresivo, pero que encontró un lugar en la literatura por constituirse un lenguaje auténtico y propio.


(1) La novela de formación o novela de aprendizaje es un género literario que retrata la transición de la novela como lo explica. El término alemán original, Bildungsroman significa literalmente novela de formación o novela de educación y fue acuñado por el filólogo Johann Carl Simon Morgenstern en 1819. La temática de esta novela es la evolución y el desarrollo físico, moral, psicológico y social de un personaje, generalmente desde su infancia hasta la madurez. En esta evolución se suelen diferenciar tres etapas: la primera es el aprendizaje de juventud (“Jugendlehre”), la segunda son los años de peregrinación (“Wanderjahre”) y por último el perfeccionamiento (“Läuterung”).
Fuente: Novela de aprendizaje

(2) Eduardo Haro Ibars (Madrid, 30 de abril de 1948 – id. 16 de agosto de 1988) fue un poeta, novelista y ensayista español.

 

Por: Brenda Cena


0 comments on “POR BRENDA CENA: EL CURIOSO JUGUETE RABIOSO DE ARLT

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s