Emprendimiento Entrevista Moda

KEVIN FILIPOFF: “LA BELLEZA ESTÁ EN TODAS PARTES, PARA PODER VERLA HAY QUE CULTIVARLA PRIMERO EN UNO MISMO”

· · ·

Villa Ángela es una ciudad que posee nobles representantes en todos los ámbitos sociales, personas que afortunadamente encontraron su vocación brindando servicio y crecen día tras día con cada desafío que van superando dentro de su oficio.
Un bello ejemplo de ello, lo encontramos en el joven estilista citadino, Kevin Filipoff, a quien hemos elegido para entrevistar en este segmento, donde nos devela los secretos que envuelven a su ser mágico.

Para arrancar comenzamos con una pregunta que se volvió cábala en este segmento al que denominamos “seres mágicos”: ¿Crees en la magia?

Kevin: Por supuesto que creo en la magia. La idea es perfectamente aplicable a mi oficio, ser peluquero es ser un alquimista, es decir, la magia está en saber transformar, en transmutar energías y te puedo asegurar que todos aquellos que se sientan en la pelu, salen renovados, brillantes, conscientes de su propia magia. Hay casos en que yo mismo puedo sentir cómo la persona que está siendo atendida, se está liberando de situaciones que le pasaron. Un corte osado tiene que ver sin dudas con un cambio de vida y, más que nada, con permitirse vivir cosas nuevas, mejores, simplemente porque nos lo merecemos.
Aplicar la magia es para mí el secreto para vivir en abundancia, solo se necesita estar presente aquí y ahora y disfrutar de situaciones diarias, cotidianas: a la hora de la comida, por ejemplo, olfateando y saboreando el alimento; en la ducha, cuando estamos en contacto con la pureza del agua que limpia nuestro cuerpo; ante la presencia del otro, cuando decidimos compartir nuestro tiempo.

“Aplicar la magia es para mí el secreto para vivir en abundancia, solo se necesita estar presente aquí y ahora, y disfrutar de situaciones diarias, cotidianas.”

930a67_ff82ec7a39c148ba9ef1a0fc224e9420~mv2

Contanos la historia del proceso en el que te fuiste construyendo como profesional, ¿cómo descubriste tu vocación?

K: La historia comienza en la peluquería de Ivan Kuss, mi mentor, mi guía, mi verdadero maestro dentro del oficio. En ese espacio daba mis primeros pasos hace ya once años atrás (2007), cuando recién terminaba de cursar el colegio secundario.
Comencé ayudando, como la mayoría, sin tener idea, cebando el mate y barriendo los excedentes de cabellos recién cortados.
Al tiempo, le pedí que me enseñara a lavar la cabeza y empecé a entender de qué se trataba algo que a la vista parecía tan simple pero tenía sus variables a considerar: la temperatura del agua, la espuma, la sensibilidad capilar de cada persona y el “mambo” particular del cliente que se va a recostar ahí, quedando completamente expuesto, ya que en la cabeza se ubican todas las terminales nerviosas. Al comprender eso, me entusiasmé haciendo masajes capilares y las señoras lo amaban, quedaban encantadas con lo que les hacía y me lo demostraban dejando alguna propina como reconocimiento de ese momento íntimo de disfrute y relajación que habían alcanzado.
Paso siguiente fue comenzar a aplicar color, me voló la cabeza toda esa alquimia; y en eso andaba hasta que un día empecé a practicar con las tijeras sobre las cabezas de las personas más cercanas, en ese caso, las primeras conejillas de indias fueron mis hermanas y el resto de mis familiares a los que agradezco mucho por prestarse (risas).
Así es que me animé al corte, con plena consciencia de que todos los pasos anteriores (lavado, masajes, color) apuntan a una totalidad, que es lo que finalmente se ve reflejado cuando veo a mis clientes felices con esa identidad marcada que fueron en búsqueda y manifestada en el estilo adquirido. Es decir, es recién ahí que se ve nuestro verdadero arte que viene a ser el de la construcción de una imagen.
Haciendo regresión a mi niñez, cuando pensaba en qué me convertiría “de grande” consideraba tantas opciones: doctor, presidente, contador, químico, modelo, actor, psicólogo y en la peluquería me pasó que pude encontrar un escenario fértil para todo eso, pues, cada vez que se abre la puerta entra y sale una personalidad distinta, lo cual, a la vez, provoca que como peluquero también yo me monte a un personaje. Con el paso del tiempo, pude aprender lo importante de la identificación del ser y ese personaje, porque, al fin y al cabo, no se logra la construcción de un auténtico personaje si primero no conocemos bien a ese ser que somos.

“Cuando uno se trata bien, se mima, se cuida y se dedica tiempo, se está cultivando una vida saludable. La belleza está en todas partes, para poder verla hay que empezar a cultivarla primero en uno mismo, pues, cuando yo cambio, cambia el mundo.”

930a67_8471939669bc477f867d2e859c8d385b~mv2

¿Cuál es el análisis previo al corte o tratamiento? ¿Cuál es el criterio estético que utilizas al verter tu arte?

K: Si nos ponemos a pensar, hoy en día, teniendo en cuenta la masividad en el uso de redes sociales y la cuestión pública, caeremos en la cuenta de que vivimos en la era de la imagen, donde cortarse el cabello y cuidar el aspecto personal se han convertido en una necesidad de valor primordial. En ese sentido, es que personalmente saco un análisis de la otra persona, por enumerar algunas: qué combinación de prendas hace, la indumentaria que usa, las gafas o anteojos que eligió, cómo armó las cejas y sus uñas, etcétera, entonces, (pensándolo en términos de “examen clínico”) aplico un corte que se ajuste a ese estilo. Lo que resulta del análisis, que en un principio puede parecer una “banalidad”, desde mi punto de vista, está en estrecha relación con la salud, a qué me refiero con esto, a que a menudo, cuando uno se trata bien, se mima, se cuida, se dedica tiempo, se está cultivando una vida saludable. La belleza está en todas partes, para poder verla hay que empezar a cultivarla primero en uno mismo, pues, cuando yo cambio, cambia el mundo.

¿Qué recomendarías a la gente que no sabe bien qué hacer con su pelo?

K: Mi trabajo está muchas veces en ayudar a quienes buscan descubrirse y desarrollar una imagen personal que sea auténtica, lo cual considero de gran ayuda para comunicar una parte invisible de toda esa inmensa complejidad que somos. El concepto clave para quienes busquen darle protagonismo a su cabeza es lograr practicidad en el manejo del cabello y de esta manera amigarse con el brillo natural que posee cada uno.

“El concepto clave para quienes busquen darle protagonismo a su cabeza es lograr practicidad en el manejo del cabello y de esta manera amigarse con el brillo natural que posee cada uno.”

930a67_652bb6e871a140caad759bec01bf7518~mv2

¿A qué le adjudicas tu éxito en la profesión? ¿Qué consejos podés darle a quienes desean poner en marcha su propio emprendimiento?

K: En mi caso, para ser sincero, creo que mi evolución tanto personal como en el trabajo tiene estrecha relación con la búsqueda de una capacitación y formación constante. En el mundo de la belleza los paradigmas cambian con cada tendencia y es fundamental mantenerse a la vanguardia, siempre actualizados, primer secreto para potenciar al máximo la calidad en servicio.
En segundo lugar, hay que dedicarle tiempo que cuando hacés lo que te gusta no resulta un tedio sino que al contrario, es tiempo que se disfruta. Tampoco excederse, me ha pasado en pasarme más de trece horas laburando sin descanso, cosa que después entendí que no es saludable.
En tercer lugar, recomiendo visualizarse en proyectos a futuro. Así es como se atraen nuevas posibilidades. Me pasa justamente ahora que me siento con muchas ganas de sembrar con la educación. Para eso me estuve formando en Buenos Aires, dentro de la marca internacional de L’Oreal, que me capacita en diferentes niveles que van desde un básico hasta la posibilidad de un máster, en colorimetría, cortes, peinados y usos de productos, y pongo en ello toda mi intención y atención: en capacitar a los demás peluqueros que por una u otra cuestión no pueden viajar tan lejos para actualizarse, entonces me pareció estupenda idea alcanzar a mi región una herramienta que colabore para que todos puedan elevar su potencial y exprimirlo al máximo.

 

Por: Carla Fabiana López


 

0 comments on “KEVIN FILIPOFF: “LA BELLEZA ESTÁ EN TODAS PARTES, PARA PODER VERLA HAY QUE CULTIVARLA PRIMERO EN UNO MISMO”

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s