Educación Historia

PARTE 3: “ENTRE EL ORO ROJO Y EL ORO BLANCO”

Hasta ahora nos limitamos a reseñar los hechos que consideramos importantes de la historia singular de Villa Ángela: su fundamental relación con la empresa suiza Martin y Cía, posteriormente renombrada La Chaqueña; la llegada del ferrocarril; el desarrollo de sus primeros núcleos urbanos mediante el arribo de inmigrantes (internos y externos) que se emplearon en los obrajes, en el comercio y en la agricultura; la posterior construcción de la fábrica de tanino y el comienzo del barrio Sur.

Ahora, en cambio, nos proponemos conocer el contexto regional en que ésta historia se inserta y cobra sentido.

Si tomamos como referencia al historiador Guido Miranda, la formación del Chaco moderno (o el Chaco ocupado por el hombre blanco) experimentó tres ciclos de desarrollo: El primero (últimas tres décadas del siglo XIX) signado por la conquista y el sometimiento de los pueblos originarios. El segundo (aprox. 1895-1920) signado por la formación de latifundios en manos de empresas extranjeras, por el auge del negocio forestal y las fábricas de tanino. Y el tercero (a partir de 1920) signado por la llegada de inmigrantes agricultores (minifundistas), el cultivo de algodón y la instalación de desmotadoras. Usando este criterio como referencia, podemos decir que Villa Ángela nació con un pie en el Ciclo Forestal y otro pie en el Ciclo Algodonero. Entre el oro rojo (del tanino del quebracho colorado) y el oro blanco (de los copos de algodón).

Del ciclo forestal, Villa Ángela tiene su marca en el hecho de que surgió al calor de un latifundio y eventualmente tuvo su propia fábrica de tanino. Del ciclo algodonero, obtiene su otra gran impronta, la que todavía hoy marca su rostro, la de ser un crisol de razas tras la llegada de los inmigrantes agricultores y el boom del algodón. Ellos serían, a la par de la fábrica de tanino, el gran motor no solo de Villa Ángela sino también de toda la región.

El ciclo forestal: Pocos latifundios

Un latifundio es una explotación rural sobre grandes extensiones de tierras que están en manos de un único propietario. Ese propietario, en el caso de Villa Ángela, fue la firma suiza Martin y Cía., que en 1906 adquirió un campo de 50.000 hectáreas (al cual llamaría La Suiza) y que a partir de 1917, bajo otra razón social, se lanza a la industria taninera.

“Allí donde el capital extranjero se diversificó, y sobre todo, allí donde permitió que las comunidades se diversifiquen, no siendo hostil al comercio cuentapropista ni al arraigo permanente de los pobladores, los enclaves urbanos consiguieron prosperar. Villa Ángela sería uno de estos casos.”

Villa Ángela no es un caso aislado. Casi todos los pueblos del Chaco gestados durante las dos primeras décadas del siglo XX, nacen de una manera similar, alrededor de un enclave productivo latifundista en manos de un capital extranjero.

Allí donde el capital extranjero se dedicó exclusivamente a los negocios de la industria forestal, las poblaciones formadas a su alrededor tendieron a desaparecer o a quedar atrapadas en un letargo indefinido, cuando se agotó el recurso maderero y las empresas se marcharon. Por el contrario, allí donde el capital extranjero se diversificó, y sobre todo allí donde permitió que las comunidades se diversifiquen, no siendo hostil al comercio cuentapropista ni al arraigo permanente de los pobladores, los enclaves urbanos consiguieron prosperar. Villa Ángela sería uno de estos casos. Pero, de cualquier manera, la herencia del Ciclo Forestal fue nefasta para toda la región, tanto en lo social como en lo económico y en lo ecológico.

En lo social, la mayoría de los pueblos (exclusivamente forestales) fueron abandonados cuando se retiraron las empresas. En lo económico y en lo ecológico, literalmente se arrasó con un recurso (el monte) y se provocó un proceso de desertificación en vastas zonas del territorio chaqueño.

Algunos consideran que sin la etapa forestal, no hubiese sido posible el ciclo algodonero, ya que la tala indiscriminada de los montes extendió la frontera agrícola. Pero eso no es del todo cierto, ya que la región chaqueña contenía también llanuras naturales libres de montes y aptas para la agricultura.

Y por otro lado, la depredación casi definitiva, sin ninguna previsión ni actitud reforestadora, de árboles que, como el quebracho colorado, necesitan cien años para madurar, fue por lo menos irresponsable y negligente.

930a67_d1378501c1bd4a01823ebb3803afc9d3~mv2

El ciclo algodonero: muchos minifundistas

Básicamente el cambio de ciclo es resultado del cambio de las políticas nacionales para el poblamiento del Chaco. En lugar de ‘colonizar’ el territorio vendiendo a bajo precio decenas de miles de hectáreas a un solo propietario (en quienes el Estado cedía incluso su representación, cosa normal durante el ciclo forestal), a partir de 1920 comienza el reparto de pequeñas porciones de tierras fiscales (chacras) a los agricultores venidos del viejo continente, creando así colonias de muchos minifundistas. Algo, por cierto, bastante más democrático que lo hecho en el ciclo anterior.

Villa Ángela se benefició sobremanera de ello: fue una de las zonas del Chaco que más inmigrantes recibió entre 1920 y 1934, junto con Sáenz Peña, Charata y Las Breñas . En ese lapso llegan a Villa Ángela alrededor de 2500 inmigrantes por cuenta de las políticas del Estado, pero se sabe que llegaron muchos más por cuenta propia.

930a67_611204a3a18945d0ba9a10dbbcd74853~mv2

Antes de 1920 la presencia de europeos en la zona era casi exclusivamente de nacionalidad española e italiana. A partir del 20, llegan sobre todo de Europa del este: búlgaros, húngaros, yugoslavos, ucranianos, rusos, alemanes.

El éxito del cultivo de algodón propiciaría a su vez la instalación de desmotadoras. Y así se compondría el paisaje chaqueño en general, y villangelense en particular, que signaría por varias décadas el destino de nuestro pueblo y la región.

 

Por: Héctor Schoppler / Fotos: http://www.villaangela-chaco.com/


0 comments on “PARTE 3: “ENTRE EL ORO ROJO Y EL ORO BLANCO”

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s