Arte visual Entrevista

MARIANA GIACOMEL: “ME GUSTA VINCULAR CON ESE MÁS ALLÁ QUE EXTIENDE SUS LÍMITES POR SOBRE LO QUE VEMOS”

· · ·

DSC02828 - copia - copia.JPG

“…desde el comienzo de los tiempos, artistas y poetas se hallan en grandiosa y solemne relación con la religión y la cultura…, ellos son los únicos capaces de interpretar y dar forma imperecedera al misterio de lo bello. Todo lo que en la vida pasa a nuestro lado, tan fugaz, raro y desigual, es recogido en un mundo de poemas, en cuadros y grandes ciclos pictóricos, en colores, piedras y sonidos, dando forma a un nuevo y sublime mundo sobre la tierra. A no dudarlo, la belleza sólo puede sentirse a través de manifestaciones artísticas como la arquitectura y la música; sin las artes no sabríamos de la existencia de la belleza”.

Jacob Burckhardt, Reflections on History

Fue así, que, explorando nuestro paisaje local de vasta experiencia estética, elegimos detenernos bajo el amparo del espíritu creador depositado bajo la piel de Mariana Giacomel, artista plástica, muralista, artesana, pitonisa del arte trascendental villangelense quien se ha convertido en uno de los sellos característicos en los espacios comunes de arte y vanguardia de nuestra ciudad.

Hay un placer definitivo que emerge en la creación de toda obra de arte. ¿Cuándo fue que diste por primera vez con ese goce? ¿Entre qué reminiscencias situarías los inicios de tu carrera como artista?

M: Mis primeros pasos en dibujo y pintura fueron en conservatorio con Lucía Durán. Ahora, si tuviera que hablar de goce, en el sentido de satisfacción en la experiencia artística, lo situaría en los momentos en que me salía de la lista de tareas de la clase y hacía la mía, dejando de lado las imposiciones. Recuerdo que hasta me quedaba fuera de horario plasmando mis propias creaciones, ya por entonces comenzaba a gozar con esa sensación de perder la noción del tiempo y del espacio para estar a solas con mi imaginación.

“Siempre fui muy curiosa con todo lo que se relacionara con “el más allá”, persistía en mí un interés por esos temas, sino eran los ovnis, eran los ángeles o lo que se dice “paranormal”, todo aquello que no se ve en la cotidianeidad y que se envuelve en un halo de misterio es lo que representan esas atmósferas místicas.”

Si pensamos el arte como un puente puede ser que en tu producción se establezca cierta comunicación entre dos mundos, algo así, como una conversación entre arte y religión, pues, además de los mandalas, que en la ciudad son un sello tuyo característico, otras obras poseen una atmósfera de profundo misticismo. ¿De dónde surgen las imágenes que luego aparecen en tus cuadros? ¿Cómo se da en vos el proceso de creación de la obra de arte?

M: Siempre fui muy curiosa con todo lo que se relacionara con “el más allá”, persistía en mí un interés por esos temas, sino eran los ovnis, eran los ángeles o lo que se dice “paranormal”, todo aquello que no se ve en la cotidianeidad y que se envuelve en un halo de misterio es lo que representan esas atmósferas místicas. Así mismo, tiene que ver con una mirada que hago hacia mis adentros porque interiormente somos el mayor de los misterios. Hay imágenes que me acompañan hace tiempo y que no sé muy bien cuál es su procedencia, como por ejemplo las grietas, los cercos con sus sombras, las esferas flotantes, los castillos y lugares de otros continentes, los países rotos, cocidos, reconstruidos son algunos de los tópicos recurrentes en mis pinturas a las cuales me gusta vincular con ese más allá que extiende sus límites por sobre lo que vemos.

En cuanto al proceso de creación lo mío tiene que ver con una cuestión casi explosiva, no soy muy partidaria del boceto, quiero decir, si bien hay ideas previas que apunto en un papel para que no se desvanezcan, son bastante abstractas, tienen más forma de texto que de dibujo y solamente yo las comprendo. Paso siguiente, utilizo mucho a la mancha como disparador, después de hacer un manchado grande o chico comienzo a descubrir cosas allí que de alguna manera están en relación con esas imágenes recurrentes que mencioné antes. En la mancha viven colores y sombras, también hay luces que resultan ser como una guía en el camino de la construcción de la obra.

“El arte para mi es un medio, un camino para poder manifestar lo que ocurre en nuestro universo interior, ya sean emociones o ideas y darle forma a esas visiones que todos poseemos como seres humanos.”

Desde la revista buscamos encarar el arte como fenómeno social, como factor positivo en la resolución inmediata de los problemas de la sociedad contemporánea, en este sentido, consideramos que el muralismo es una alternativa con mucho potencial para poner de manifiesto los insipientes fenómenos culturales de nuestra comunidad. ¿Qué significa para vos el arte del muralismo? Hablános de tu experiencia con este dispositivo artístico.

M: He trabajado en la concreción de varios murales, lo cierto es que no me siento muy cómoda con nada que tenga que ver con protesta social -fin primordial con el que nace el arte muralista en México-. No obstante, lo he desarrollado con otra intención que tiene que ver con hacer sentir, es decir, conmover mediante la utilización de colores vibrantes los cuales elevan a las personas en su contacto y definitivamente hacen bien. Por darte un ejemplo de cómo funciona, si venís de tener un mal día, feo, pesado y de repente giras en una esquina y te encontrás con un muro gigante repleto de colores yo creo que existe un microsegundo en donde hay algo que cambia en el interior de la persona para bien y eso, es sumamente valioso. Pienso que deberíamos apropiarnos de esa herramienta para transmutar la energía tan densa que se maneja en la calle, además, es una manera de educar en el arte a quienes nunca han tenido una experiencia similar y lo bonito de estas manifestaciones es que por la calle pasa mucha gente de todas la edades y clases sociales, en ese sentido, está hecho para todos. Puedo decir con toda certeza que no somos los mismos después de encontrarnos de frente con un trabajo de esa dimensión, de eso se trata la experiencia estética.

El común de las personas tiende a identificar el arte con una de sus manifestaciones, la pintura por lo general, es decir, en su mente no cabe considerar a la música o a la arquitectura como artes. Se trate de gente cultivada o simple, todos dan por aceptado que el arte, defínase como se defina, es una actividad especializada o profesional que no incumbe directamente al hombre común, ahora, la pregunta es para vos, ¿qué es el arte? ¿se puede vivir del arte? ¿Requiere de talento o de disciplina?

M: El arte para mi es un medio, un camino para poder manifestar lo que ocurre en nuestro universo interior, ya sean emociones o ideas y darle forma a esas visiones que todos poseemos como seres humanos. ¿Sí se puede vivir del arte? Claro que sí, yo lo estoy haciendo laburando en mi taller y gracias a mis alumnos. Pienso que se puede vivir trabajando en y para el arte, de todas maneras, esto implica cierto talento y por sobre todo disciplina.

“La función que le otorgo al arte en nuestra sociedad actual considero que es definitivamente la de sanar. Es lo que necesariamente el humano le reclama y sobre todo le exige al quehacer artístico como tal. “

Pocos son los filósofos, Platón es uno de ellos, que se han percatado de que arte y sociedad son conceptos inseparables, de que la sociedad, como entidad orgánica funcional, depende en cierta manera del arte como fuerza unificadora y fuente de energía ¿Cómo podemos cultivar a nuestra comunidad en la educación por el arte? ¿Cuál es la función del arte en la sociedad contemporánea?

M: Pienso que la mejor manera de cultivar a nuestra comunidad es generando y fomentando políticas culturales y también dentro de los ámbitos educativos, por ejemplo, destinando más horas de clase a realizar actividades que animen el desarrollo de la creatividad en los adolescentes y niños. ¿Acaso puede haber una mejor manera de aprender que creando? Los países con mejores índices en educación saben otorgarle valor al proceso creativo y por eso mismo a nivel curricular destinan en su formación más horas cátedra en asignaturas humanísticas lo cual posibilita el desarrollo de personas más felices y sensibles.

Con respecto a cuál es la función que le otorgo al arte en nuestra sociedad actual considero que es definitivamente la de sanar. Es lo que necesariamente el humano le reclama y sobre todo le exige al quehacer artístico como tal.

El mundo está lleno de artistas frustrados, mejor dicho, de personas cuyos instintos creadores se han visto frustrados. Compartí con nuestros lectores estrategias y herramientas para desarrollar la creatividad artística.

M: Lo primero que se me ocurre es sugerir una lectura de un libro que me hizo volar la cabeza y al que no lo pude leer de una sola vez porque es demasiada data la que tira, hablo de “Ciudades invisibles” de Ítalo Calvino, son cuentos cortos como en pequeñas ciudades con un escritura que te transporta, es tan pero tan puntilloso en sus descripciones que hasta se puede oler lo que allí dice. Otro de mis libros de cabecera es el de Kandinsky “De lo espiritual en el arte” en el que se explica claramente esa dimensión donde los colores tienen su propio aroma, su acústica y un sabor característico lo cual particularmente me resulta fascinante. Ahora, si pienso en el más básico de los ejercicios que suelo utilizar con mis alumnos en el taller para comenzar a dibujar es el de invertir los planos, como ser un ejemplo: lo que es de la tierra en el cielo y lo del cielo en la tierra y, de verdad, salen ideas muy interesantes.

Por último, considerando esa potencia y tus facultades creadoras, compartí un mensaje desde tu cosmovisión de la vida.

M: En principio, mi mensaje es como profesora y tiene que ver con los chicos, sobre cómo cuidar su autoestima en el plano artístico, por eso, quiero decir en su defensa que no debemos ponerles límites a la hora de crear, insisto, no hay por qué decirles de qué color pintar las cosas, mucho menos decirles el cómo, ni corregirlos mientras están creando porque consideramos que la cosa es así y no de otro modo. Hay que dejarlos comunicarse con lo que llevan dentro y permitirles contarnos cómo es su propia mirada del mundo. No hay cosa más fresca que poder ver a través de los ojos de un niño por medio de un dibujo.

A los lectores en general, decirles que, como dice el famoso dicho, “nunca es tarde” para conectarse con el adentro. Es algo que verdaderamente me genera satisfacción a la hora de trabajar en el taller, el notar en sus rostros lo bien que les hace. Por último, dejarles la invitación a este que es mi espacio, donde pongo a disposición múltiples herramientas para que puedan hacer eso que hoy consideran casi un imposible.

Por: Carla Fabiana López

 

0 comments on “MARIANA GIACOMEL: “ME GUSTA VINCULAR CON ESE MÁS ALLÁ QUE EXTIENDE SUS LÍMITES POR SOBRE LO QUE VEMOS”

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s