Entrevista Teatro

BETO BANEGAS: “MANO SANTA ES UN MULTIESPACIO QUE YO SIEMPRE QUISE SIN SABERLO MUY BIEN”

· · ·

Saenz Peña es una escena cultural que con el paso del tiempo fue creciendo, tal vez, a la par que la nuestra. Ahora, si pensamos en un lugar al que sí o sí tenemos que visitar cuando andamos por allí, es el bar de Beto Banegas.
Un lugar que representa un escenario respetable dentro de las posibles presentaciones que puede tener un artista en nuestra provincia, un punto de referencia dentro de lo que se considera la ruta interna de espacios dedicados al arte. Es por eso que decidimos ponernos en contacto con este personaje saenzpeñense para que nos cuente la historia sobre cómo la fue remando en la escena under hasta crear al tan popular “Mano Santa Bar”, un espacio que hoy se ha convertido en un lugar característico, de referencia turística en la localidad saenzpeñense.

Beto: Arranqué con la movida murguera con mi coequiper Duilio Dask, porque era un motor para aquélla época, donde tener una murga era el principal quilombo para poder copar un lugar público y, así, poder hacer una obra de teatro callejero. Por entonces, no existían las murgas en Chaco, ni siquiera en las provincias vecinas de Formosa y Corrientes con esa estética que nosotros teníamos: éramos una murga con un mensaje, una comedia callejera con todas las letras. Fue una experiencia muy linda, hemos viajado por varios lugares desde la costanera correntina, después Paso de la Patria, Resistencia, Córdoba. Así fuimos llevando este número de teatro callejero mezcla con murga a todos los parques y a todos los barrios, lo cual nos parecía genial, porque estábamos frente a chicos que de otra manera no tenían la posibilidad de ver ni asistir al teatro y, de repente, verlos allí con su mamá, esperando a que arranque la función resultaba verdaderamente muy emocionante. Fue un lindo trabajo que también fue bienvenido en escuelas, jardines de infantes y zonas rurales donde sí o sí nos garantizaban muchos espectadores porque no había manera de que puedan disfrutar de algo semejante de otro modo. Lo importante para nosotros era poder llegar al público joven, en el sentido, de un público nuevo, que no le importara el teatro ni estuviera interesado en ello y de este modo, nosotros nos imponíamos. Esa es la idea, si se quiere, del teatro callejero: imponerse ante un espectador que no está preparado para ver teatro pero con el lenguaje popular y con una forma amena de expresar el hecho comunicativo-teatral, era eso lo que hacía que la gente se relaje, se sienta y vea, lo cual, marca el éxito inmediato de la obra, sin la obligación de tener que aguantar nada, si te gusta te quedas y sino, seguís caminando, aunque generalmente se quedaban a ver el show entero.

“Fuimos llevando este número de teatro callejero mezcla con murga a todos los parques y a todos los barrios, lo cual nos parecía genial, porque estábamos frente a chicos que de otra manera no tenían la posibilidad de ver ni asistir al teatro.”

Por el año 98´me surge la idea de poner un kiosco con estilo rock and roll, donde poder tomar una birra y comerse un pancho, ponéle… así arranco todo. Cuestión es que, por esas cosas de la vida, me cruzo con un amigo que me ofrece un quincho en la laguna y, por supuesto, acepté el reto. En ese lugar pusimos un barcito de verano que duró dos meses, donde hacíamos tocar bandas, ya que siempre me gustó estar relacionado con las bandas. Para el 99´, después de que pasó ese verano, conozco a un grupo que estaba organizando un encuentro de teatro callejero, es allí que descubro este mundo el cual me dejó completamente fascinado por lo divertido y gracioso que caracterizaba a la movida. Me vi entonces motivado a querer formar parte, así que me metí en un taller porque creía tener potencial para hacer eso.

“No solo se trata de generar identificación con el público sino también el de establecer una verdadera comunicación con quienes presencian el show, lo cual parece muy fácil al decir, pero es complicado de hacer.”

En el año 2000, armamos una pequeña obrita, al mismo tiempo que conformamos una murga con este grupo de gente con el que al año siguiente se organizó el segundo encuentro de teatro callejero, donde termino de enamorarme y de convencerme con todo esto. Así es que decido armar una compañía aparte. Me quedé tan enganchado que en el dos mil dos me mudo a la ciudad de Córdoba para estudiar teatro en la Escuela de Roberto Arlt. A los dos años vuelvo a Sáenz Peña y me pongo a laburar a full haciendo delivery de pizza, mientras cursaba la carrera de Comunicación Social y hacía una movida teatral muy, muy fuerte en la zona, sumado a lo de las bandas y a la agrupación de murga con teatro callejero. Yo estaba a cargo de la producción de estos eventos, es decir, que entre otras cosas, me tocaba conseguir el alquiler del lugar donde se daría el show, fue así que me surgió la necesidad de tener un lugar propio donde poder presentar las obras de teatro, las bandas de música y también los talleres, todo lo cual fui maquinando desde el 2004 hasta el 2009, osea, que me llevó varios años darle forma, sobre todo porque por entonces era bastante vago (risas).

Hasta que un día dando vueltas en mi motito con mi novia pasamos por un lugar y flashamos con que ese era el indicado, así que fuimos averiguando hasta que al fin pusimos “Mano Santa”, de lo cual ya han pasado diez años. Considero que, desde entonces, hemos potenciado mucho la movida independiente del rock y, no solo del rock, sino que también de otros géneros como el folckore, el jazz, la música electrónica y todo lo que se les ocurra. Mano Santa es un multiespacio que es lo que yo siempre quise sin saberlo muy bien, es un escenario donde la gente se va mostrando y llegando al espectador y desde donde se le garantiza al artista que las condiciones estén dadas para que pueda llevar a cabo su función, no solo nos encargamos de otorgarle el espacio sino también, colaboramos con la difusión. Se podría decir que esa es más o menos la historia de como nace “Mano Santa”, un barcito que arrancó con los parlantes prestados y que tuvo la suerte de que nos fuera bien desde un principio. Hoy día, tenemos la fortuna de poder decir que contamos con unos equipos hermosos, también hay luces, micrófonos, además de un backline muy lindo que son amplificadores angulares, de transitores, amplificador para bajo, batería y todo de buena calidad, lo cual facilita a que el músico venga y se encuentre con lo necesario para tocar, así que, sin dudas, hemos avanzado muchísimo.

También hemos crecido de manera considerable, en lo que se refiere a la comedia de stand up, ya que fui descubriendo este arte con el pasar de los años, hasta que me decidí traer a Sáenz Peña a muchos comediantes grosos, como ser el impulsor Negro Almeida, muchos de ellos son de afuera, referentes míos, que antes era impensado tener la posibilidad de traerlos acá, muchos de ellos, fueron los embajadores del stand up en la Argentina como ser Alejandro Angelini, que hace veinte años atrás volvía de Los Ángeles con esta novedad. También pasó por nuestro escenario otros grandes del género como Federico Simonetti, Brian Rulanski, Diego Sacco, Elías locura, Marce Ferreira, Dangero Ponce, todos ellos muy conocidos y excelentes comediantes. En relación a las bandas, el bar siempre fue un eslabón dentro del circuito musical local y del interior de Chaco, puedo decir que pasaron por Mano Santa bandas de Corrientes, Misiones, Formosa, entre otras, siempre a través de la autogestión, priorizando a quienes generan canciones propias y ayudando a las bandas a promover su material, armándoles las giras, poniéndonos en contacto con otros bares y recomendando a los artistas.

De esta manera, se fue generando una movida muchísimo más fluida, al punto de que ya he perdido la cuenta de cuántas son las bandas que hemos traído al escenario del bar y todo, repito, de modo autogestivo, lo cual genera una doble satisfacción, sobre todo cuando podemos ver a una de las bandas que comenzó en nuestro escenario ir avanzando en el circuito hasta llegar a tocar en grandes festivales y, más allá, de si regresan a tocar o no a nuestro lugar te queda esa satisfacción de saber que han pasado por tu pueblo alguna vez. Todo esto, de generar movidas culturales independientes, también lo hemos hecho en otros lados, pasamos desde un predio o una quinta, así como también, armar festivales en otros bares, tanto en relación al circuito musical como también en el de comedia.

“Actualmente, estamos armando un circuito nacional con comediantes de toda la Argentina con la idea de poder generar una ruta mediante la cual los artistas puedan conectarse a través de esta red y llevar su show a los distintos puntos del país.”

Después de pasar de la murga a la música y mezclar ritmos con la murga con otros instrumentos, pasé a una faceta mucho más de comediante cuando descubro al stand up y comencé a involucrarme mucho en este género. Primero arranqué haciendo stand up de oído con algún que otro chiste robado, cosa que no se debe hacer pero que uno, en la ignorancia lo hacía. Después sí, comencé mi formación en serio con comediantes de capital, uno de ellos fue Joel López quien me contó cómo es que él hacía su show de comedia, entonces comencé a escribir yo lo mío. Luego conozco a Diego Saco, a Federico Simonelli, Alejandro Angelini, Juan Barraza, muchos de los cuales anduvieron dando vueltas por la zona y tuve el honor de tenerlos en mi bar, momento en que me puso mucho más las pilas en hacer mi show que tiene escrito algo así como una hora y media de monólogo, de chiste para comedia.

Actualmente, estamos armando un circuito nacional con comediantes de toda la Argentina con la idea de poder generar una ruta mediante la cual los artistas puedan conectarse a través de esta red y llevar su show a los distintos puntos del país. Hacer comedia stand up para mi creo que es la síntesis perfecta que al fin logré de todo lo que me gustaba: hacer teatro, decir lo que pienso en ritmo de comedia y renovarlo cada vez que a uno se le ocurra una idea. Al fin y al cabo, no solo se trata de generar identificación con el público sino también el de establecer una verdadera comunicación con quienes presencian el show, lo cual parece muy fácil al decir, pero es complicado de hacer. La comedia tiene eso, de surfear una ola que pasa como un diálogo entre amigos hasta llegar a la cresta donde está ese hecho en común, que nos pasó a todos o a la gran mayoría que suele denominarse “remate”, lo cual al ser acompañados por la risa resulta fresco, atractivo y sanador, de eso no me cabe ninguna duda.


Por: Carla Fabiana López / Fotos: Ronitt Deppeler

2 comments on “BETO BANEGAS: “MANO SANTA ES UN MULTIESPACIO QUE YO SIEMPRE QUISE SIN SABERLO MUY BIEN”

  1. Felicitaciones Beto sos una persona intachable! El mejor bar lejos!!! Saludos!

    Me gusta

  2. Grande Beto!!

    Me gusta

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s